Share

Capítulo 7 de Bancarrota

Si está considerando presentar acción legal por bancarrota personal, probablemente contemple uno de dos tipos: Capítulo 7 o Capítulo 13. La bancarrota bajo el Capítulo 7 permite a un deudor liquidar todo o parte de sus deudas no garantizadas. Bajo el Capítulo 7 de bancarrota, un deudor puede retornar propiedades garantizadas a un acreedor  si el deudor no puede costearlas. Si un deudor no puede costear la manutención de una propiedad, él o ella pueden conservarla reafirmando la deuda. Una vez que esto ocurre, los pagos continuarán bajo el contrato. 

Un caso de bancarrota bajo el Capítulo 7 comienza cuando el deudor presenta una solicitud en la  corte de bancarrota. En ésta, el deudor enlistará activos, pasivos, ingresos y gastos, contratos y arrendamientos, así como una declaración de asuntos financieros. También presentará devoluciones de impuestos ante la corte. Una vez que la solicitud es presentada, la mayoría de acciones de cobranza contra el deudor son detenidas. Esto significa que los acreedores generalmente no pueden empezar o continuar con demandas, embargo de salarios, llamadas telefónicas o cartas requiriendo pago. Esos acreedores son notificados acerca del procedimiento de bancarrota por medio de un secretario del tribunal de bancarrota.

Después de que una acción de bancarrota del Capítulo 7 ha sido presentada, la corte designará a un fideicomisario que se hará cargo su caso. Entre 21 y 40 días después de que la solicitud es presentada, el fideicomisario se reunirá con el deudor y con sus acreedores. En esa junta, se le harán preguntas al deudor acerca de sus finanzas. También se le notificará sobre las consecuencias del procedimiento de bancarrota. El fideicomisario determinará si el procedimiento de bancarrota es obtenido de manera fraudulenta. También vigilará el caso para determinar si existen activos que puedan ser vendidos para satisfacer a los acreedores. Si usted tiene un activo de valor, y este puede ser exento bajo la ley estatal, el activo puede ser vendido para pagar a los acreedores sin garantía.

En la mayoría de los casos, una dispensa de bancarrota será otorgada. En ese caso, los deudores son liberados de responsabilidad de la mayoría de las deudas. Sin embargo, algunos tipos de deudas, (pensión alimenticia y préstamos de estudiantes son dos ejemplos comunes) no pueden ser dispensadas bajo bancarrota. Como parte de la misma, los acreedores estarán autorizados a embargar algunos activos.

El Capítulo 7 de Bancarrota le da a la gente que enfrenta una situación financiera más allá de sus posibilidades la oportunidad de comenzar de nuevo. A pesar de que la bancarrota puede dañar su crédito, puede ser también invaluable para ciertas personas. Si usted piensa que el Capítulo 7 de la ley de Bancarrota puede ser una alternativa viable, contacte a un abogado de bancarrota informado hoy.
 


El Grupo de National Consumer Law, una Corporación Profesional es una firma de abogados con una red nacional de abogados que ofrecen una amplia gama de servicios legales a personas y empresas a nivel nacional en las áreas de reducción de impuestos, liquidación de deudas y asuntos de bancarrota.



© 2017 National Consumer Law Group
7901 Stoneridge Drive, Suite 504, Pleasanton, CA 94588
| Phone: 888-988-NCLG

La Bancarrota | Capítulo 7 de Bancarrota | Capítulo 11 de Bancarrota | Capítulo 13 de Bancarrota | Defensa en caso de Ejecución de Hipoteca | Acuerdo de Impuestos | Defensa contra DUI/DWI | Arreglo de Deuda/Mediación | Sobre

Fiscal Website diseñada por
Zola Creative