Share

Capítulo 13 de Bancarrota

Los dos tipos primarios de bancarrota disponibles para deudores individuales son el Capítulo 7 y el Capítulo 13. Este último es un tipo de reorganización, y es llamado a veces un “Plan para Asalariados”. Permite a los deudores proteger algunos de sus activos y actualizarse en pagos omitidos a través de un plan de reorganización. También permite a los deudores presentar un plan para pagar a acreedores durante un período de tiempo. El plan es presentado a un juez de bancarrota. Si es aprobado, un fideicomisario designado por la corte administrará el plan. El fideicomisario cobra los fondos del deudor y los distribuye a los acreedores.

Un procedimiento del Capítulo 13 comienza cuando un deudor presenta una petición con la corte de bancarrota. Un fideicomisario es entonces designado para administrar el caso. Una vez que la petición es presentada, la mayoría de las acciones de cobranza son detenidas, incluyendo ejecución de hipotecas, lo cual puede ser de mucha ayuda para los deudores. Tan pronto como la petición del procedimiento del Capítulo 13 es presentada, las ejecuciones son detenidas, y el deudor puede ponerse al día con pagos vencidos durante un período de tiempo. Sin embargo, si la compañía hipotecaria completa la ejecución de la hipoteca bajo la ley estatal antes de que el procedimiento del Capitulo 13 sea iniciado, o si el deudor no realiza pagos regulares bajo el Capítulo 13, la ejecución de la hipoteca puede aún ocurrir.

Entre 21 y 50 días después de que un deudor solicite un Capítulo 13, el fideicomisario organiza una junta de acreedores. En ella, el fideicomisario y los acreedores pueden hacer preguntas al deudor, y el fideicomisario determinará si la bancarrota es presentada de manera fraudulenta.

Bajo un procedimiento de bancarrota del Capítulo 13, los deudores proponen un plan de pagos para pagar a plazos a sus acreedores. Este plan de pagos dura entre tres y cinco años. Con el fin de que el plan funcione, el deudor debe hacer pagos regulares al fideicomisario. Este pagará entonces a los acreedores. Los acreedores pueden recibir menos que pago completo a sus reclamaciones, dependiendo del plan. Si el deudor no puede hacer pagos bajo el plan, la corte puede desechar el caso, o convertirlo en bancarrota del Capítulo 7, lo cual es una dispensa.

Un procedimiento del Capítulo 13 solo puede presentarse por individuos con suficientes ingresos para pagar a los acreedores. También existen límites en el monto de deuda que un individuo que solicita un Capítulo 13 puede tener.  Una vez completados todos los pagos dentro del plan, el deudor recibirá una dispensa del Capítulo 13. La dispensa liberará al deudor de todas las deudas provistas en el plan.  Existen varios tipos de deudas no incluidas, como pensión alimenticia y manutención, impuestos, hipotecas y préstamos de estudiantes.

¿Esta usted considerando la bancarrota bajo el Capítulo 13? Si es así, contacte a los hábiles abogados de bancarrota de National Consumer Law Group. Ellos determinarán qué opciones son las correctas para su caso.


El Grupo de National Consumer Law, una Corporación Profesional es una firma de abogados con una red nacional de abogados que ofrecen una amplia gama de servicios legales a personas y empresas a nivel nacional en las áreas de reducción de impuestos, liquidación de deudas y asuntos de bancarrota.



© 2017 National Consumer Law Group
7901 Stoneridge Drive, Suite 504, Pleasanton, CA 94588
| Phone: 888-988-NCLG

La Bancarrota | Capítulo 7 de Bancarrota | Capítulo 11 de Bancarrota | Capítulo 13 de Bancarrota | Defensa en caso de Ejecución de Hipoteca | Acuerdo de Impuestos | Defensa contra DUI/DWI | Arreglo de Deuda/Mediación | Sobre

Fiscal Website diseñada por
Zola Creative